Fomentamos en la sociedad los Objetivos de Desarrollo Sostenible - Agenda 2030

Una «laguna» que permite la deforestación en las explotaciones de soja de la Amazonia brasileña

Deforestación en Nova Xavantina, estado de Mato Grosso, Brasil.

Los datos satelitales muestran la selva tropical talada para el ganado y el maíz en las granjas que cultivan soja, lo que socava las afirmaciones de que el cultivo está libre de deforestación.

Deforestación en Nova Xavantina, estado de Mato Grosso, Brasil. La deforestación en la Amazonia alcanzó el año pasado el nivel más alto de los últimos 15 años.

Más de 1.000 kilómetros cuadrados de selva amazónica han sido talados para ampliar las explotaciones de soja en el estado brasileño de Mato Grosso en un período de 10 años, a pesar de un acuerdo para protegerla, según una nueva investigación.

En 2006 se introdujo la histórica moratoria de la soja amazónica, que prohibía la venta de soja cultivada en tierras deforestadas después de 2008. Entre 2004 y 2012, la tala de árboles en la Amazonia se redujo en un 84%.

Pero en los últimos años la deforestación ha aumentado considerablemente, alcanzando el año pasado el nivel más alto de los últimos 15 años, alentado, según los activistas, por la retórica y las políticas anticonservacionistas del presidente Jair Bolsonaro.

Como la moratoria sólo se aplica a la soja, los agricultores han podido vender este cultivo como libre de deforestación, mientras siguen desbrozando la tierra para el ganado, el maíz u otros productos básicos.

Para cartografiar la deforestación, los investigadores de la ONG brasileña Instituto Centro de Vida, junto con Unearthed de Greenpeace y la Oficina de Periodismo de Investigación, examinaron los datos por satélite de las tierras en las que se cultivaba soja en el estado de Mato Grosso, que se extiende por el sur de la Amazonia. En este estado se cultiva más soja que en ningún otro lugar de Brasil.

Descubrieron que, aunque los estudios demuestran que la moratoria había logrado impedir que la selva tropical se convirtiera directamente en campos de soja, la deforestación había continuado.

Los agricultores estaban despejando la tierra para cultivar productos básicos distintos de la soja, con 725 kilómteros cuadradas de selva tropical, equivalente en tamaño al Gran Manchester, taladas en Mato Grosso entre 2009 y 2019, según la investigación.

Holly Gibbs, geógrafa que estudia cómo y por qué las personas usan la tierra en todo el mundo y las consecuencias asociadas para el medio ambiente y el ciclo global del carbono, profesora de geografía y estudios medioambientales de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.), nos explica:

«Al mismo tiempo que los productores de soja cumplen con la moratoria, siguen deforestando ilegalmente para otros fines».

Las revelaciones socavan las afirmaciones de los supermercados de que la soja ya no está relacionada con la pérdida de la selva amazónica.

La soja es un producto clave utilizado por los productores de leche, ganado, cerdos y aves de corral en Europa y el resto del mundo para alimentar a su ganado.

La Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales (Abiove), la principal asociación de comerciantes de soja en Brasil, dijo que la moratoria había dado lugar a una reducción significativa de la deforestación en los municipios que producen soja.

«Si la soja se planta en polígonos, un área entre un conjunto específico de coordenadas, con deforestación después de 2008, se considera que toda la finca incumple la moratoria de la soja», dijo Abiove en un comunicado.

Análisis anteriores han sugerido que más de un millón de toneladas de soja utilizadas por los ganaderos en Europa para alimentar la granja aviar y otros alimentos podrían estar relacionadas con la deforestación.

Brasil es uno de los principales productores de soja que se ha relacionado con la deforestación.


 

¿Cómo podemos dejar de consumir soja vinculada a la deforestación?

Expertos en este tema subrayan que es necesario presionar a los compradores de soja de Europa y Estados Unidos para detener la deforestación.

«La legislación en la UE, el Reino Unido y Estados Unidos pone en juego esta deforestación en curso en las propiedades de soja. La industria de la soja podría considerar la posibilidad de ampliar la moratoria de la soja en el Amazonas para cerrar la puerta a toda la deforestación relacionada con la soja».

El profesor Raoni Rajão, especialista en agricultura de la Universidad Federal de Minas Gerais, afirmó que la normativa actual es insuficiente.

«Sólo se controlan las zonas específicas donde se cultiva la soja, no toda la propiedad. Los agricultores ya han notado esta laguna».

El Grupo Minorista de la Soja, que representa a los principales minoristas, entre ellos Sainsbury’s, Tesco, Lidl y Waitrose, reconoció que la moratoria tenía limitaciones y dijo que las nuevas denuncias:

«ponen aún más de relieve la necesidad de contar con protecciones legales reforzadas de estos ecosistemas vitales».

4.7/5 - (31 votos)
Fomentamos los Objetivos Desarrollo Sostenible Agenda 2030