¿Qué está pasando en Europa con el ciclo del agua?

El agua es vida, pero el cambio climático supone una grave amenaza para este preciado recurso en Europa y fuera de ella.

Y a medida que aumenten las temperaturas globales, las sequías más duras afectarán aún más al suministro y al acceso al agua potable.

En todo el mundo, una de cada diez personas no tiene acceso a una fuente de agua limpia cerca de su casa, lo que pone en peligro su salud y sume a las comunidades en la pobreza.

Y como se prevé que la población mundial aumente en la segunda mitad del siglo, la competencia por los recursos hídricos no hará sino empeorar. Esto también se producirá en Europa.

La sequía en Europa en 2023 por el cambio del ciclo del agua, es un problema grave que afecta a gran parte de Europa central y occidental. Las imágenes de satélite muestran una imagen clara de la gravedad de la sequía que afectará a Francia, España, el Reino Unido y el norte de Italia. La sequía se agudiza en gran parte del sur y oeste de Europa debido a un invierno excepcionalmente seco y cálido.

Los impactos de la sequía en Europa son particularmente visibles en la agricultura, la producción de energía y el suministro de agua

A su vez como producto de este cambio en el ciclo del agua, en el continente europeo, se prevén más fenómenos meteorológicos extremos, como inundaciones, y los actuales elementos contaminantes como fertilizantes podrán llegar con facilidad y rapidez a los cursos de agua, lo que afectará a los ecosistemas naturales y a las fuentes naturales de abastecimiento humano de agua.


el ciclo del agua
El ciclo del agua

¿Qué es el ciclo del agua?

El ciclo del agua es el proceso de circulación y transformación del agua en la Tierra. El agua cambia de estado físico (líquido, sólido y gaseoso) y se desplaza por diferentes lugares (océanos, atmósfera, continentes).

El ciclo del agua es importante para la vida de los seres vivos y el equilibrio del clima

Las etapas del ciclo del agua son:

  • Evaporación: el agua líquida de los océanos, ríos y lagos se calienta por el sol y se convierte en vapor de agua que sube a la atmósfera.
  • Condensación: el vapor de agua se enfría al ascender y se forma las nubes.
  • Precipitación: el agua de las nubes cae a la superficie en forma de lluvia, nieve o granizo.
  • Recolección: el agua que cae se acumula en los océanos, ríos, lagos o se filtra en el suelo como agua subterránea.
  • Fusión: el hielo de los glaciares y los polos se derrite por el calor y se convierte en agua líquida que fluye hacia los océanos o los ríos.

Una vez sabido esto…


¿Qué significa el cambio en el ciclo para la futura seguridad del agua en Europa?

¿Qué significa el cambio en el ciclo para la futura seguridad del agua en Europa?

Los investigadores han calculado que la pérdida promedio de agua en Europa ha sido de 84 gigatoneladas por año desde el inicio del siglo XXI. Esta cifra es alarmante, ya que equivale aproximadamente a todo el agua del lago Ontario o cinco veces el caudal anual promedio del río Colorado a través del Gran Cañón. La escala (un gigatón representa mil millones de toneladas de agua) resulta difícil de comprender, pero es la escala a la que se está produciendo el cambio climático. La causa subyacente de esta situación es clara: hay lugares con muy poca agua y otros con demasiada.

El agua es el mensajero que transmite las malas noticias del cambio climático a la población europea

Cada vez es más evidente, el cambio climático está afectando el ciclo del agua en Europa y las sequías son una amenaza creciente e inevitable para el suministro de agua potable y la agricultura.

A modo de claro aviso sobre la rapidez de este proceso, el verano de 2022 fue el más cálido registrado en Europa, lo que ha generalizado las sequías en todos los países y aumentado la preocupación por el suministro de agua potable y su impacto en la agricultura y la industria.


Vídeo: En Europa las temperaturas suben el doble que la media mundial

Según el informe anual del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, Europa es el continente que registra más estragos a causa del cambio climático. «Avanzamos hacia un territorio desconocido», alerta Carlo Buontempo, el director del Instituto Copernicus. Héctor Rodríguez Chávez, científico del Instituto de Investigación del cambio Climático en Potsdam, explica que una de las causas de la emergencia en Europa es cercanía al Ártico, muy afectado por el deshielo récord registrado en los últimos años. También la industrialización del continente y su elevada densidad de población incrementan los gases de efecto invernadero que aceleran el calentamiento, sobre todo en los países del Mediterráneo.


Como ejemplo, países como Malta han sido advertidos de la creciente escasez de agua potable debido a los cambios en el ciclo del agua. A su vez, en Francia se está sufriendo grandes sequías en las principales ciudades, y también incendios forestales en Bretaña. En España, el problema de la sequía abraca casi todo el territorio nacional de forma intensa y grave.

Para los ciudadanos europeos es complicado comprender lo rápido que está llegando este cambio


Vídeo: Europa sufre la peor sequía en 500 años.

El 47 por ciento de la Unión Europea está en situación de alerta. Como ejemplo: fronterizo entre Suiza y Francia, el Lac des Brenets, para los suizos, Lac de Chaillexon, para los franceses, muestra la gravedad de la sequía en Europa.

 


Ante la creciente frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos, el agua se ha convertido en una prioridad para los europeos, por ello es importante y urgente tomar medidas para enfrentarnos a este desafío.

Las presiones sobre los recursos hídricos europeos se derivan de la variabilidad natural de la disponibilidad de agua y de los cambios climáticos, pero no hay que olvidar que también están relacionadas con las políticas sociales, medioambientales y económicas nacionales e internacionales.

En Europa, el problema de la escasez de agua es especialmente intenso en la región mediterránea, mientras que la calidad del agua es más bien una preocupación típica de los países de Europa occidental.

Sin embargo, es probable que en un continente como Europa, cada vez más vulnerable a los fenómenos meteorológicos extremos y con un desequilibrio creciente entre la demanda y la disponibilidad de agua, la distribución y asignación desigual de los recursos hídricos intensifique la competencia entre usuarios individuales, sectores o incluso entre países vecinos.

En este contexto, la exigencia de estrategias hídricas a escala europea, políticas «eficaces» en materia de agua y «buenas» prácticas de gestión se ha vuelto crucial para garantizar tanto la seguridad como la calidad del agua.

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus ha publicado su informe anual sobre el estado del clima en Europa, en el que destaca el verano de 2022 como el más cálido registrado en el continente.

Este año también se registraron las concentraciones medias anuales de dióxido de carbono y metano más altas jamás medidas por satélite en todo el mundo.

El informe detalla una sequía generalizada en Europa, donde el invierno de 2021-2022 tuvo menos días de nieve que la media y la primavera de 2022 tuvo menos lluvia que lo habitual, con un récord de escasez de precipitaciones en Europa para el mes de mayo.

Según el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, el cambio climático es el principal responsable de las sequías y cambios en los patrones climáticos en Europa

Europa se está calentando más rápido que cualquier otro lugar del planeta y el aumento de las temperaturas afecta a los regímenes naturales de precipitaciones.

Esto significa que, debido a los cambios en la circulación, la lluvia está cayendo en lugares diferentes a donde solía hacerlo.

En los últimos años, Europa ha experimentado patrones climáticos extremos y una recurrencia inusual de estos patrones.

La única forma de detener el aumento del calentamiento es mitigarlo, evitando que se emitan más gases de efecto invernadero a la atmósfera


¿Cuándo podemos culpar al cambio climático por el cambio del ciclo del agua?

¿Cuándo podemos culpar al cambio climático por el cambio del ciclo del agua?

Aunque Europa ha experimentado claramente un clima más cálido y seco en muchas partes del continente, se están experimentando frecuentes tormentas torrenciales en numerosas ocasiones en los últimos tiempos.

¿Por qué esto no soluciona el problema después de un periodo seco?

La lluvia suave y fina que se necesita para recargar los acuíferos y empapar los campos es menos frecuente que antes, y cada vez con más frecuencia sufrimos estas precipitaciones intensas que solo sirven para arrastrar la capa más nutritiva de la tierra.

Así que hay cada vez más precipitaciones intensas de lluvia y granizo, y menos precipitaciones de suave y fina llovizna con la que, por ejemplo, mucha gente del Norte de Europa y las islas de Gran Bretaña solía estar íntimamente familiarizada.

Una larga sequía seguida de un estallido de precipitaciones, no detiene la sequía, que ha sido mal explicada al público. Las precipitaciones no empapan el suelo, ni rellenan los acuíferos del subsuelo, el agua circula deprisa y muy rápidamente hacia el cauce de los ríos, desbordan sus orillas de los ríos, ya no se puede hacer nada de provecho con el agua en esa zona, y finalmente el agua dulce tan preciada acaba definitivamente derramándose al mar.

Por lo tanto, en el campo, la sequía persiste porque no hubo esta recarga del agua que desciende al subsuelo. Esencialmente, la lluvia tiene que caer de forma fina, espaciada y constante para recargar el suelo. Si llueve demasiado y demasiado rápido, esta discurre con velocidad por la superficie del suelo dejando seco el subsuelo.

Por eso, aunque parezca contradictorio, puede haber sequías e inundaciones casi al mismo tiempo

Las inundaciones son coherentes con la ciencia del cambio climático y el aumento de las temperaturas.

No sé puede atribuir de forma evidente un acontecimiento al cambio climático pero el hecho de que haya cada vez aire más cálido, más humedad en la atmósfera, permite observar ráfagas de lluvia que no hace demasiado tiempo eran más típicas del sur de Europa, y estas se están trasladando con rapidez hacia el norte de Europa.


Los Alpes con poca nieve
Los Alpes con poca nieve

Inviernos de poca nieve en Europa

Junto con las inundaciones y las sequías, otro cambio claramente perceptible en Europa en los últimos años en relación con su agua se está produciendo en los Alpes.

En el invierno de 2021-2022 ha habido menos días de nieve en todo el continente, y especialmente en los Alpes, toda la zona se ha visto especialmente afectada por un notable aceleración de la pérdida de masa de hielo de sus glaciares.

De hecho, las nuevas proyecciones climáticas afirman que casi todos los glaciares de Francia desaparecerán a finales de este siglo. Esto no se preveía hace tan solo 20 años, en el año 2000, así que los efectos de este proceso de calentamiento se suceden y evolucionan realmente muy rápido, de esta forma este fenómeno repercutirá de forma intensa muy próximamente en los recursos hídricos de la mayor parte de Europa.

Tenemos pues, que adaptarnos a esta nueva realidad de escasez de agua y pensar en la nieve y los glaciares como nuevos almacenes de agua

Si el agua cae en forma de nieve, cuando ésta se derrite se asemeja a una llovizna de agua y por lo tanto será mucho más eficaz para la recarga de las aguas subterráneas que si el agua cae en forma de lluvia.

Del mismo modo, los glaciares al derretirse en verano proporcionan un suministro de agua constante y modesto a los valles alpinos. Mientras que cuando se reduzcan o desaparezcan totalmente, este suministro de agua constante y fiable que han tenido durante décadas y siglos desaparecerá, y tendremos que adaptarnos a ese momento.


Olas de calor que baten récords: La investigación revela qué países corren más riesgo

Olas de calor que baten récords: La investigación revela qué países corren más riesgo

¿Cómo puede Europa responder a un problema tan masivo y complicado?

Devolver el agua a la tierra y a los embalses es crucial por muchas razones, entre ellas por la necesaria agricultura.

Una solución llega por la reforestación, ya que la tierra arbolada puede ahorrar agua mejor que la tierra desnuda o hormigonada, a su vez, en el desarrollo urbanístico de las ciudades europeas del Siglo XXI dedicar muchos más espacios verdes en las ciudades también serán decisivos.

El uso del suelo ha cambiado y de alguna manera ha disminuido la posibilidad de que el agua llegue al suelo. Si se mantienen algunos lugares donde el agua pueda infiltrarse lentamente en el suelo, como los últimos humedales europeos, será clave en la posibilidad de convivir con este fenómeno.


Vídeo: Una sequía histórica arrasa hectáreas de cultivo en España y otras partes de Europa

Hectáreas de cultivos arrasadas y ríos en peligro de desaparecer: este es el duro escenario que sufre gran parte de Europa debido a una histórica sequía que podría agravarse en los próximos meses.


Durante años en numerosas zonas de Europa, los humedales han desaparecido porque se ha edificado o creado zonas de cultivo sobre ellos. Ahora es el momento de cuidar esta necesaria red natural, y devolver a través del cuidado y desarrollo de los humedales que sobreviven, la capacidad natural del medio ambiente para almacenar el agua dulce necesaria.

En esta línea se deben elaborar en Europa planes eficaces y sostenibles con cada una de las comunidades y poblaciones locales, que tienen sus propias necesidades específicas para mantener intactas las zonas hídricas sin representar un perjuicio para los habitantes de las mismas.

En esta línea, será muy importante vigilar la inevitable competencia por el agua que se va  producir como otro factor que se cierne sobre la convivencia y el desarrollo de todos las zonas y países europeos.

Parea paliar el conflicto inevitable por el agua, en numerosas regiones de Europa, las comunidades deberán evitar la competencia por el agua desarrollando, por ejemplo, diferentes estrategias de reparto equitativo en la gestión agrícola en lo que respecta al uso del agua.


El impacto de la escasez de agua en la industria

El impacto de la escasez de agua en la industria

Las consecuencias de la escasez de agua para las infraestructuras y la industria también son enormes. Para sectores como la agricultura, que, según el Grupo del Banco Mundial, utiliza alrededor del 70% del agua dulce, es mucho lo que está en juego.

Cada vez más las empresas están sometidas a una presión cada vez mayor para demostrar que se toman en serio la sostenibilidad, incluido el uso y la gestión responsables del agua.

Por ejemplo, la industria agrícola de producción de arroz en Europa, un alimento que tradicionalmente requiere riego constante para desarrollarse, ha estado debatiendo cómo utilizar el agua de forma inteligente, esto podría ayudar a evitar la competencia con los productores de maíz, que cultivan su producto en las mismas regiones y también necesitan de gran cantidad de agua para el riego.


La actual sequía que vive Europa podría ser la peor en 500 años según advirtió la Comisión Europea y que si no se toman medidas efectivas la situación empeorará llegando potencialmente al 47% del continente. Varios países como Francia ya están viendo los efectos de esta situación.


Esta presión no sólo procede de los gobiernos y los sectores agrícolas, industriales y ganaderos, sino también de los consumidores, cada vez con más conciencia medio ambiental, que no dudan en denunciar a los llamados «lavadores de cara al medio ambiente». Empresas que simulan acciones de protección medio ambiental pero que en la realidad contaminan como antes.


¿Será la tecnología la solución ante la escasez de agua en Europa?

¿Será la tecnología la solución ante la escasez de agua en Europa?

Pero el acceso al agua no es el único problema. En Europa, en torno al 40% de la tierra se destina a la agricultura y este sector da empleo a casi 44 millones de personas. Y la escasez de agua está poniendo bajo todo tipo de presión a este enorme sector de la economía europea.

Se estima que para el año 2050, el cambio climático habrá provocado como mínimo en la agricultura europea una pérdida del 16% del comercio, lo que, dado el tamaño de esta industria, tendrá un enorme impacto en los medios de subsistencia y la producción de alimentos inevitablemente en todo el continente.

Para evitar que se produzca este escenario apocalíptico, se están desarrollando a marchas forzadas nuevos sistemas de cultivo de frutas, cereales, verduras y hortalizas, cuyo objetivo es obtener la máxima producción con los mínimos insumos de agua.

No todo está perdido

Ya hay numerosos proyectos de mejora de todo tipo, entre los que destacan los nuevos invernaderos que ofrecen de 8 a 10 veces la producción de los invernaderos convencionales. Los nuevos sistemas de invernadero se consiguen girando gradualmente para mantener la radiación del sol de forma constante, al tiempo que recirculan el agua.

Estos nuevos proyectos pretenden, además, acercar también la producción de alimentos a la población, colocando estos invernaderos en ubicaciones urbanas. Esto permitirá reducir el consumo e energía limitando con su nueva situación la necesidad de transporte y reducirá la huella de carbono actual de los cultivos.


Vídeo: Clima extremo, ¿Qué nos espera?

Cada vez con más frecuencia, los días de verano se convierten en períodos de sequía y las precipitaciones se convierten en inundaciones catastróficas. Si bien el clima ha sido relativamente regular y estable durante los últimos siglos, ahora parece estar fuera de control. ¿Cómo podemos protegernos? En realidad, no hay nada de malo en buen tiempo sostenido durante el verano, ni tampoco en que llueva de vez en cuando. Pero cada vez con más frecuencia, los cálidos días de verano se convierten en olas de calor, y las fuertes lluvias, en inundaciones catastróficas…


¡Gracias por leer nuestro artículo sobre la sequía en España y en Europa! Esperamos que haber podido ofrecerte un artículo informativo y útil para entender la complejidad de este problema que afecta a muchas partes de Europa.

Si tienes algún comentario o pregunta adicional, no dudes en dejarlo en la sección de comentarios. Estamos siempre dispuestos a escuchar tus ideas y opiniones, y a responder cualquier inquietud que tengas.

Una vez más, muchas gracias por tu tiempo y tu interés en nuestro contenido. Esperamos seguir ofreciéndote información valiosa en el futuro 😉

4.9/5 - (49 votos)

Últimos artículos

Farmalider Group y MASPV colaboran para impulsar la energía verde en el sector farmacéutico

La alianza estratégica alcanzada entre Farmalider Group y MASPV reducirá su huella de carbono en 70 toneladas anuales de CO₂, equivalente a ahorrar 63 toneladas de carbón y preservar 777 árboles cada año. De esta forma Farmalider Group muestra su compromiso con la salud de los pacientes y del planeta

La aerotermia en Madrid: La solución innovadora para un ahorro sostenible

En un esfuerzo por abordar los desafíos energéticos y ambientales del siglo XXI, DelAire2000, líder en soluciones energéticas innovadoras, se complace en presentar la aerotermia como una alternativa eficiente y sostenible para la calefacción y refrigeración en la región de Madrid

Piscinas sostenibles: cómo la tecnología puede lograr una mayor eficiencia de los recursos

La reducción de químicos y la necesidad de un menor mantenimiento son algunas de las ventajas que ofrece un limpiapiscinas inalámbrico. Un robot limpiapiscinas como Aiper Scuba S1 permite una limpieza más rápida, económica y sostenible

Los Cabos, un tesoro natural que invita a disfrutar de un turismo más sostenible

Con un 42% de territorio reconocido como áreas naturales protegidas, Los Cabos es una región comprometida con la sostenibilidad y la preservación del medioambiente, representando un hito en la protección de los ecosistemas marinos. Acciones como la preservación y limpieza de los entornos, junto con la investigación y conservación de la fauna marina, convierten a Los Cabos en una región referente en el cuidado del entorno natural que lo rodea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × uno =