Fomentamos en la sociedad los Objetivos de Desarrollo Sostenible - Agenda 2030

¿Cuál es el impacto de la energía nuclear en el medio ambiente?

- Solo necesitarás 10 minutos para leer este artículo 😉 -

Aunque las centrales nucleares se consideran respetuosas con el medio ambiente, generan residuos radiactivos, térmicos y químicos.

Entonces, ¿Cuál es el verdadero impacto medioambiental de la energía nuclear? ¿Se puede decir que esta solución es 100% ecológica? ¿Es la energía nuclear una energía de muy bajo impacto ambiental? ¿Cuáles son las consecuencias de un accidente en el medio ambiente? Danos unos minutos y te lo contamos.


 

¿Qué es la energía nuclear?

La energía nuclear es la energía producida por la fisión nuclear de los átomos. Utiliza como combustible el uranio, un mineral radiactivo que se encuentra en el subsuelo terrestre. La energía nuclear se utiliza para producir electricidad en las centrales nucleares.

¿Cómo? A través del calor liberado. La energía nuclear también se utiliza para fabricar una bomba atómica.


 

¿Qué es la fisión nuclear?

La energía liberada por la fisión de átomos es desproporcionadamente mayor que la energía liberada en una reacción química. Sólo se puede liberar para los grandes núcleos atómicos (en la práctica el plutonio-239 y el uranio-235).

Proceso de fisión nuclear
Proceso de fisión nuclear – Fuente: IAEA.org

En lugar de dispersar una partícula alfa llamada núcleo de helio, estos grandes núcleos pueden romperse en dos trozos de masa casi iguales. Esto se llama fisión nuclear.


 

La energía nuclear y el medio ambiente

Las centrales nucleares producen electricidad. Pero, en contra de lo que podría pensarse, el funcionamiento de una central de este tipo sólo genera 7 gramos de CO2 por kilovatio-hora producido, frente a los más de 1.000 gramos por kilovatio-hora de las centrales de carbón, por ejemplo.

Como resultado, las emisiones de gases de efecto invernadero son limitadas y se han evitado más de 56 gigatoneladas de CO2 desde que se construyó la primera central nuclear. También hay que señalar que una estructura de este tipo no genera nitrógeno ni dióxido de azufre, ni tampoco partículas finas. Por lo tanto, no hay pruebas de la contaminación de las centrales nucleares, y para algunas personas la energía nuclear es incluso respetuosa con el medio ambiente.


 

¿Sabías lo que es la energía nuclear?

Gracias a la energía nuclear, es posible evitar la propagación de 55.000 toneladas de polvo, 1,7 millones de toneladas de dióxido de nitrógeno y casi 900.000 toneladas de óxido de nitrógeno en el medio ambiente.

Sin embargo, es necesario matizarlo. Aunque las centrales nucleares no contribuyen al calentamiento global ni a la contaminación ambiental, generan varios tipos de residuos:

  • Residuos radiactivos: se generan en los circuitos de depuración y filtración que equipan las centrales nucleares. Estos residuos se clasifican según su nivel de radiactividad y luego se liberan en forma líquida o gaseosa. Existen umbrales reglamentarios impuestos a los productores de electricidad, que no deben superarse en ningún caso, para no aumentar la radiactividad natural del medio ambiente.
  • Descargas térmicas: una central nuclear produce calor, lo que calienta el medio acuático circundante. De nuevo, existe un umbral de temperatura que no debe superarse para no afectar a la fauna, la biodiversidad y el ecosistema acuático en cuestión.
  • Vertidos químicos: se encuentran en el agua utilizada para refrigerar la planta. Esta agua se filtra antes de ser liberada al medio ambiente. También en este caso, la normativa es estricta y los vertidos se controlan regularmente para limitar el impacto en la biodiversidad.

 

Centrales nucleares y agua

Como se ha mencionado, las centrales nucleares utilizan agua para refrigerar sus reactores. ¿Cuál es el impacto en el medio ambiente?

 

Centrales nucleares y agua

 

Las centrales nucleares toman el agua directamente del mar o de los ríos cercanos. Se calcula que alrededor del 98% del agua utilizada se devuelve, sin embargo, la calidad de esta agua es inevitablemente de peor calidad y provoca contaminación.

Por otro lado, si una central nuclear no tiene una fuente de agua cercana, funciona en un circuito cerrado. Por lo tanto, el uso del agua está regulado y representa 2 m3/segundo.


 

Almacenamiento de residuos nucleares

Como hemos visto, los vertidos de una central nuclear son numerosos y se estiman en más de 200 toneladas al año.

 

Residuos nucleares

 

Otro dato interesante es que el 99% de la radiactividad de los combustibles utilizados para la producción de electricidad se encuentra en estos residuos.

Los residuos liberados accidentalmente podrían contaminar fatalmente el agua de los ríos, mares y océanos, pero también el aire y las aguas subterráneas.

Sin embargo, es necesario matizarlo. La radiactividad de los residuos producidos por las centrales nucleares disminuye a lo largo de los años, siendo los primeros 1.000 los considerados más peligrosos.


 

Enterramiento de residuos radiactivos

A modo de ejemplo, el proyecto Cigéo en Francia el país más nuclearizado de Europa y el segundo del planeta, siglas de Centre industriel de stockage géologique, está considerado por las autoridades como la solución más eficaz para enterrar los residuos y evitar la contaminación del aire, el agua, el suelo y las aguas subterráneas. Diseñado en la década de 2.000, actualmente alberga un laboratorio experimental.

 

Proyecto Cigéo en Francia

 

En el departamento de Mosa (Lorena), las obras están en marcha y deberían estar terminadas en 2025. Los residuos se almacenarán a una profundidad de 500 metros, en una superficie equivalente a 17 hectáreas. Según un estudio de ANDRA sobre las opciones de seguridad del almacenamiento geológico profundo, la radiactividad cuando los residuos radiactivos lleguen a la superficie será mínima, inferior a la presente de forma natural en el medio ambiente.

Además, los primeros radionúclidos (sustancias radiactivas) surgirán después de 100.000 años bajo tierra. Si este proyecto parece especialmente atractivo desde el punto de vista medioambiental, ahora hay que preguntarse cuál sería el impacto de un accidente nuclear.

De hecho, hay varias zonas de riesgo en Francia. ¿Qué pasaría si un reactor explotara? Ya veremos…


 

Impactos de un accidente nuclear

En la Unión Europea (UE), 13 de los 27 Estados miembros tienen centrales nucleares. Hay un total de 107 reactores en operación, que producen anualmente cerca del 26% del total de la electricidad consumida en el conjunto de la UE.

Como hemos visto a modo de ejemplo, Francia es el país más nuclearizado de Europa, con 19 centrales nucleares y 58 reactores en su territorio, sin contar las estructuras civiles y militares.

En comparación, en España se encuentran en funcionamiento 5 centrales nucleares, situadas en 5 emplazamientos, 2 de las cuales disponen de 2 reactores cada una (Almaraz y Ascó), por lo que suman 7 reactores de agua ligera, con una potencia eléctrica instalada de 7.398,77 Megavatios (MW). P.W.R.

 


 

Centrales nucleares en España
Centrales nucleares en España – Fuente: RTVE

 

Centrales nucleares en Francia
Centrales nucleares en Francia – Fuente: Diario ABC

 


 

Por el momento  no se ha producido ningún accidente en Francia, y esperamos que nunca ocurra, lo que no ocurre en el resto del mundo.

De hecho, todos conocemos los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en Chernóbil o Fukushima

 

Accidente nuclear de Chernobyl (1986) - Mapa de radiación liberada

Accidente nuclear de Fukushyma (2011) - Mapa de radiación liberada

 

Se han realizado estudios tras estos accidentes nucleares y los resultados son preocupantes:

  • Radiactividad en el aire: años después del accidente nuclear los radionucleidos siguen presentes en el aire. Cuanto más te acerques a la zona del reactor, mayor será el nivel.
  • Depósitos radiactivos: los investigadores que realizaron los estudios in situ constataron que entre 2011, fecha del accidente, y el presente, los depósitos radiactivos, y más concretamente los depósitos de cesio 134 y 137, han disminuido drásticamente. Los científicos aún no comprenden del todo la causa de esta disminución, pero los árboles, y más concretamente las coníferas de la región, pueden haber contribuido a ella.
  • Alimentos contaminados: la contaminación radiactiva no se limita a la contaminación del agua, el suelo y el aire. Los alimentos que consumían los japoneses que vivían cerca de la central también estaban contaminados. Esto se refiere principalmente a la caza, la carne de criadero, los productos lácteos y la producción agrícola. También en este caso, la radiactividad ha disminuido, pero en 2015, las setas, la caza, las hojas de té y los brotes de bambú mostraron niveles más altos de lo normal.
  • Impacto en el medio ambiente marino: años después de la catástrofe, la contaminación radiactiva en el mar sigue presente y continúa.

La Escala Internacional de Eventos Nucleares (más conocida por sus siglas en inglés, INES – International Nuclear Event Scale) fue presentada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA) para permitir la comunicación sin falta de información importante de seguridad en caso de accidentes nucleares y facilitar el conocimiento de los medios de comunicación y la población de su importancia en materia de seguridad. Los principales accidentes nucleares de la historia han sido:

  1. 1957: Mayak (Rusia), magnitud 6 según la escala INES.
  2. 1957: Windscale (Reino Unido), magnitud 5 según la escala INES.
  3. 1979: Three Mile Island (Estados Unidos), magnitud 5 según la escala INES.
  4. 1983: Constituyentes (Argentina), magnitud 5 según la escala INES.
  5. 1986: Chernóbil (Ucrania), magnitud 7 según la escala INES.
  6. 1987: Goiânia (Brasil), magnitud 5 según la escala INES.
  7. 1999: Tokaimura (Japón), magnitud 4 según la escala INES.​
  8. 2011: Fukushima (Japón), magnitud 7 según la escala INES el incidente en los núcleos de los reactores 2 y 3, magnitud escala 3 en las piscinas de la unidad 4

 

¿Sustituir la energía nuclear por la fotovoltaica de autoconsumo?

Energía nuclear vs energía solar

 

¿Cómo puedes reducir tu huella ecológica?

Los paneles solares ya forman parte del paisaje europeo y español. Su presencia en muchos tejados es evidente hoy en día. La instalación de paneles fotovoltaicos permite beneficiarse de una fuente de energía inagotable, a diferencia de la energía nuclear: el sol. Aunque el hidrógeno verde poco a poco irá cogiendo importancia en la energía del futuro.


 

¿Instalar paneles fotovoltaicos en casa?

Hay dos razones principales para pasar de la energía nuclear a la fotovoltaica de autoconsumo:

  • Razones económicas: Se espera reducir el importe de la factura energética a largo plazo. Sin embargo, aunque el precio de los paneles solares y del equipo relacionado haya bajado enormemente, hay que tener en cuenta el coste de la instalación fotovoltaica. Es una inversión importante al principio. Además, el progreso tecnológico ha llevado a un aumento de la eficiencia. Al autoconsumir, se protege de las subidas del precio del kWh durante toda la vida útil de la instalación solar, es decir, durante casi 30 años.
  • Autoconsumo para proteger el medio ambiente: El autoconsumo se ajusta perfectamente a un enfoque respetuoso con el medio ambiente porque se basa en la energía inagotable del sol, a diferencia de la energía nuclear. Este es un argumento importante para quienes son sensibles a la protección del medio ambiente.

Además, el autoconsumo requiere que adaptes tus hábitos de consumo, que adoptes los gestos adecuados en tu día a día y que favorezcas los equipos que menos energía consumen…

En definitiva, con el autoconsumo te conviertes en un eco-ciudadano. Puedes empezar por instalar un kit solar en tu tejado, por ejemplo.

4.8/5 - (32 votos)
Fomentamos los Objetivos Desarrollo Sostenible Agenda 2030