Entrenamiento al aire libre con un entrenador personal

Entrenamiento al aire libre con un entrenador personal
- Solo necesitarás 6 minutos para leer este artículo 😉 -

Cuáles son los beneficios de un entrenamiento al aire libre:

Ya sea en la montaña, en la playa, en un lago o en el parque, entrenar al aire libre tiene muchas ventajas para nuestra salud, no sólo física sino también mental.

El entrenamiento al aire libre (outdoor training) representa una frontera válida del fitness. El entrenamiento al aire libre no debe considerarse sólo una alternativa barata al entrenamiento en interiores, sino que debe verse como la mejor forma de hacer deporte, especialmente durante el verano, cuando las ganas de seguir entrenando en el gimnasio son drásticamente menores.

Creemos firmemente que la eficacia de un entrenamiento al aire libre puede compararse con la de un entrenamiento en interiores, especialmente si nos guiamos por los consejos y la supervisión de un entrenador personal.

  • El entrenamiento al aire libre para estimular el buen humor
  • Entrenamiento al aire libre para aumentar la producción de vitamina D
  • Entrenamiento al aire libre para mejorar la oxigenación muscular
  • Entrenamiento al aire libre para aumentar el consumo de calorías y grasas
  • Ejercicio al aire libre para potenciar la creatividad y combatir el aburrimiento
  • El entrenamiento al aire libre perfecto para las actividades en grupo

El entrenamiento al aire libre para estimular el buen humor

mejora el estado de ánimo

 

La ausencia de paredes a su alrededor crea principalmente un buen estado de ánimo. Si pasamos la mayor parte del día en el interior, en casa, en el trabajo, en la escuela, la falta de aire fresco se hace peligrosamente tangible. Todos sentimos la necesidad de pasar tiempo al sol, rodeados de aire fresco y con mucho espacio a nuestra disposición.

Las personas que realizan un entrenamiento al aire libre presentan un aumento de la serotonina y una reducción del cortisol, dos hormonas antagónicas. La serotonina es la hormona del estado de ánimo por excelencia: da serenidad, calma interior y también mejora el sueño, lo que conduce a un estado general de bienestar.


Entrenamiento al aire libre para estimular la producción de vitamina D

El entrenamiento al aire libre significa entrenar principalmente al sol. El organismo se ve estimulado a producir más vitamina D, lo que contribuye a una mejor absorción del calcio y el fósforo, dos minerales importantes para la salud del esqueleto.

Este proceso conduce a la solidificación del tejido óseo, con efectos curativos y preventivos en muchas enfermedades del sistema óseo, especialmente la osteoporosis. Los beneficios también afectan a las articulaciones, que se vuelven más flexibles, lo que reduce indirectamente la probabilidad de sufrir lesiones e inflamaciones graves.


Entrenamiento al aire libre para una mejor oxigenación de los músculos

El deporte al aire libre mejora el proceso de oxigenación de los músculos. Evita los problemas de intercambio de aire que provocan los ambientes con calefacción demasiado alta o con aire acondicionado demasiado fuerte, a los que a menudo, según la temporada, se ve obligado a adaptarse, entrenando en espacios cerrados. Respirar al aire libre, en cambio, permite un mayor aporte de oxígeno, con un impacto positivo en el rendimiento deportivo.


Entrenamiento al aire libre para consumir más calorías y  grasas

El deporte al aire libre nos permite consumir más calorías y grasas porque nuestro cuerpo se acostumbra pronto a los movimientos repetitivos a los que estamos acostumbrados en el gimnasio, tanto si trabajamos con aparatos como si hacemos actividades de cuerpo libre.

Las actividades al aire libre, en cambio, son sin duda más imprevisibles: la naturaleza se compone de terrenos escarpados y accidentados que obligan a someter el cuerpo a tensiones nuevas e inesperadas, que deben ser gestionadas y controladas, sobre todo si se cuenta con la guía de un entrenador personal. La consecuencia es un mayor gasto de energía con una disminución relativa de la masa grasa.

Por ejemplo, aunque correr al aire libre no permite mantener la velocidad bajo control como en una cinta de correr común, el terreno natural, combinado con la fuerza del viento, ofrece mayor resistencia que la alfombra.

Esto conduce a un inevitable aumento del gasto energético y, por tanto, a una mejor sesión cardiovascular. Para hacer el recorrido aún más difícil, puedes tomar voluntariamente rutas con subidas, bajadas, escaleras y obstáculos.


Entrenamiento al aire libre para potenciar la creatividad y combatir el aburrimiento

entrenamiento en exterior

 

Poder respirar en medio de la naturaleza aporta beneficios tanto en términos de estimulación sensorial como de creatividad. Entrenar en el parque, en la playa o en la montaña facilita el esfuerzo porque siempre supone nuevos estímulos: paisajes diferentes, gente nueva, lugares nunca visitados.

Al ser mucho más diversificado, el entrenamiento al aire libre es la mejor solución para quienes tienden a aburrirse durante el esfuerzo físico.

Entrenar al aire libre te hace definitivamente más creativo porque tienes que «arreglártelas» con lo que encuentras a tu alrededor. Puedes desafiarte a ti mismo para alcanzar nuevas metas, es decir, distancias más largas, nuevos lugares que explorar, etc.

En lugar de escaleras, puedes utilizar bancos o mesas de picnic, troncos de árboles o depresiones en una ladera como buen equipamiento. De este modo, te animas más a experimentar y a probar nuevos movimientos y nuevos ejercicios, evitando las rutinas habituales de un entrenamiento que, a la larga, conducen a menos resultados.

Por estas razones, creemos que la presencia de un entrenador es absolutamente crucial, porque los nuevos ejercicios necesitan que los nuevos movimientos se realicen correctamente para no anular su eficacia potencial.


El entrenamiento al aire libre perfecto para las actividades de grupo

No siempre es posible organizar un entrenamiento con otras personas en un gimnasio cubierto, pero es más fácil hacer ejercicio en grupo al aire libre.

Hacer ejercicio con otras personas es aún más estimulante. A menudo no te apetece ir al gimnasio porque estás solo, pero si organizas una sesión de entrenamiento con tus amigos, es más fácil y más motivador.

Rodearse de personas cuyo estilo de vida es similar al tuyo te ayuda a ser más activo y a ser menos propenso a abandonar la actividad física.

Por ello, los deportes de equipo son una de las mejores actividades para practicar, ya que son más atractivos, suponen un mayor reto, proporcionan objetivos a alcanzar y, obviamente, promueven una mayor unión con los demás.

En definitiva, hay muchas formas de entrenar al aire libre y puedes hacerlo con la ayuda de un entrenador personal, haciendo un entrenamiento válido, igual a cualquier otro realizado regularmente en el gimnasio.

Como hemos intentado demostrar, el entrenamiento en parejas o minigrupos es especialmente motivador y seguro. El clima, la sana competencia y la sensación de libertad hacen que el ambiente sea muy agradable.

El entrenamiento al aire libre es un entrenamiento completo, natural y económico.

Su objetivo físico se consigue en contacto con la naturaleza, realizando tranquilamente su actividad física favorita, solo o en agradable compañía.

4.8/5 - (20 votos)